Niños cantores de Cabudare hicieron de las suyas...


La reciente gira de los Niños Cantores de Cabudare ha permitido a los uruguayos comprobar, una vez más, la musicalidad del pueblo venezolano.

Provenientes del estado Lara, zona del centro-occidente del extenso territorio de Venezuela, llevan ya diecinueve años de existencia, nacidos por el esfuerzo de Islanda de Briceño y José Briceño, secundados por Isbet Karina, Alfredo, José José y Deyali Briceño. Nace el conjunto, por lo tanto, sostenido en la tradición de una familia larense que no escapa a la importante presencia de la música en el patrimonio cultural de esa región.

Los objetivos originales del grupo musical eran "rescatar y promover los valores y potencialidades artísticas de niñas, niños y adolescentes, a través de la enseñanza de la música instrumental y coral". Su actividad se ha desarrollado dentro y fuera de las fronteras de su patria, en festivales y encuentros musicales tanto nacionales como internacionales, desde su creación.

En una pequeña medida, Uruguay ha tenido noticias de Simón Díaz, Alí Primera, Soledad Bravo y recientemente con la presencia de Cecilia Todd en la Sala Zitarrosa, en un recital que colmó las localidades del lugar. Pero hay mucho más y cada región venezolana posee su propia expresión sonora. En la isla de Margarita florece el Polo Margariteño que es un portento por su letra y por su música. Fue recogido por Juan Liscano en 1942 y entre nosotros ha circulado gracias a intérpretes populares uruguayos como Los Olimareños, en la época de sus comienzos.

Pero la vivencia que poseen quienes han podido vivir en Venezuela es de una fuerza irrefrenable. En cualquier cervecería o bar popular, de pronto puede ingresar un cantor que, con su cuatro y escoltado a veces por un arpista del llano o por un maraquero, deja oír joropos, coplas llaneras, cantos de ordeñe y muchos especies más.

Lo más sorprendente es el carácter genuinamente folclórico de esos intérpretes, hombres del pueblo portadores de una herencia sonora que han sabido conservar y practicar.

Estas virtudes que se advierten en los intérpretes que, citemos una vez más a Simón Díaz, a Cecilia Todd o al "Puma" Rodríguez, están difundidas en la sociedad venezolana en su totalidad. Llega la Navidad y los villancicos venezolanos que allá son llamados "aguinaldos" se escuchan a varias voces, cantados por todo el mundo. Los funcionarios del Ministerio de Cultura, saludaron al Ministro en su cumpleaños, con interpretaciones a cuatro voces, como un coro profesional.

Quien escribe pudo vivir esta inolvidable experiencia como también recibir de su inolvidable amigo Juan Liscano, un "cuatro" larense. De modo que la visita de los Niños Cantores de Cabudare no es sino una espléndida pequeña parte del universo sonoro venezolano.

Fuente: elpais.com / Autor: HUGO GARCÍA ROBLES
Compartir en Google Plus

About Joalfred

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Y tu.. ¿Que opinas?